HEPATITIS, UN VIRUS SILENCIOSO

HEPATITIS, UN VIRUS SILENCIOSO

hepatitis_salud

 

El pasado 28 de julio, la Organización Mundial de la Salud llamó la atención sobre uno de los retos “invisibles” de la salud pública; efectivamente, en esa fecha se conmemora el Día Mundial de la Hepatitis 2018, y el lema para este año fue “Hepatitis. Es hora de diagnosticar, tratar y curar”.

Las hepatitis virales, son producidas por los virus A, B, C, D y E; los virus A y E son contraídos por vía oral a través de alimentos o aguas contaminadas, por contaminación orofecal. Los virus B, C y D se contagian por recibir sangre contaminada, por el uso indiscriminado de agujas y objetos contaminados, de la madre al hijo por la placenta o por vía de transmisión sexual; las hepatitis B y C, son la causa más frecuente de cirrosis y cáncer hepático a nivel mundial, por tal razón su importancia y el énfasis de la Organización Mundial de la Salud.

En las Américas más de 10 millones de personas conviven con la hepatitis B y C. En Manizales, desde 2015 hasta la fecha, se han identificado 35, de los cuales 11 en el presente año. La cifra puede ser más, porque muchas personas tienen el virus, pero no lo saben y algunos de ellos solo presentarán síntomas muchos años después relacionados ya directamente con la cirrosis o el cáncer hepático, ambas patologías de difícil manejo y pronóstico reservado.

Fiebre, coloración amarilla de la piel y los ojos, orinas hipercoloreadas, heces blancas o pálidas, dolor abdominal, pérdida de apetito, nauseas, vómito y debilidad, pueden ser síntomas de esta enfermedad; en algunas personas se puede manifestar de manera muy leve y podrían pasar desapercibidos.

El primer paso es hacerse la prueba de detección; si el sujeto detecta el virus a tiempo, pueden acceder a tratamientos que previenen el cáncer y la cirrosis y quienes tienen hepatitis C pueden curarse.

Para la prevención están disponibles en el mercado la vacuna de Hepatitis A y B. Mantenga actualizado el carné de vacunación del niño; para hepatitis A una vacuna a los 12 meses y para la hepatitis B, vacuna al nacimiento y los 2, 4 y 6 meses.