GOBIERNO MUNICIPAL TRABAJA EN LA SALUD MENTAL DE LOS MANIZALEÑOS

Lsalud mental capacitacion

La Secretaría de Salud  Pública de Manizales es una entidad que viene desarrollando constantemente acciones para mitigar lo que está sucediendo en lo referente a salud mental en la ciudad.

“Queremos decirle a la comunidad que siempre estamos trabajando en ese tema, que no hemos desfallecido y que nos preocupa el aumento en los intentos de suicidio y por eso creamos el Comité Municipal de Salud Mental y Prevención de la Drogadicción”, afirmó Héctor William Restrepo Osorio, Secretario de Salud Municipal.

Este Comité inicio sus labores el 22 de febrero del año en curso, con la participación de 44 instituciones que trabajan en la ciudad en temas como prevención, mitigación, tratamiento y rehabilitación del consumo de sustancia psicoactivas.

Este es un espacio de articulación interinstitucional e intersectorial, que permite fortalecer la acción conjunta para formular, coordinar e impulsar planes, programas y proyectos que deben ejecutarse a nivel municipal, para intervenir problemas de salud mental y consumo, en el marco de políticas nacionales, seccionales y locales.

El representante de esta dependencia fue enfático en decir que se está trabajando con aproximadamente 77 Psicólogos de todas las entidades involucradas, quienes están en la ciudad creando conciencia sobre esta problemática de salud mental, la cual con base en algunos estudios, se ha logrado determinar que los aspectos que pueden llevar a una acción suicida pueden ser los problemas financieros, sentimentales, rechazo social o patologías como bipolaridad o depresión

Para el presente año se avanza en la elaboración del Plan de Acción Municipal y el diseño de una campaña de promoción de estilos de vida saludables en salud mental, el plan de capacitación y celebración del día mundial de la prevención.

En la línea 123 se brinda una atención inicial para contener algún acto suicida y desde la Secretaría de Salud se efectúan los respectivos seguimientos, realizando visitas, creando cercos epidemiológicos e interviniendo la familia, labor que en la mayoría de los casos puede durar hasta 2 años en el proceso de acompañamiento.