EL BAJO PESO AL NACER, UN INTERÉS DE SALUD PÚBLICA

 

El bajo peso al nacer se  asocia  con  un mayor  riesgo de  muerte  fetal y neonatal durante  los  primeros años de vida, hay  también mayor riesgo de  padecer retraso del crecimiento físico y cognitivo en la infancia. Por definición se trata de un neonato cuyo peso es igual o menor a 2.499 gramos.

“A nivel  nacional existe  una  estrategia de  vigilancia epidemiológica de esta situación,  consistente  en la  notificación  y seguimiento  a menores  con  bajo peso  al  nacer a término (37 semanas o más de gestación), a fin de evaluar las acciones que garanticen su recuperación bajo el sistema de atención en salud”, afirmó Héctor William Restrepo Osorio, Secretario de Salud de Manizales.

Según  datos de  la Unicef se  calcula  que en un año  se presentan alrededor de  20 millones de niños  y niñas con bajo peso al nacer  en  el mundo,  lo cual  constituye  un riesgo  alto  en  la  mortalidad  y del desarrollo  infantil  inadecuado, más del 96% de los casos se presenta en  países en desarrollo.

En el 2016  Colombia reporto  un total de 8 mil 553 casos y  hasta  la  fecha se han notificado 7 mil 992,  Caldas  representa  apenas  un 1,4% del total  de  los casos a nivel nacional, sin  embargo  por cada   100 nacidos  vivos  existen  2,7  casos  de  bajo peso al nacer.

“En la ciudad de  Manizales, hasta  la semana epidemiológica 31  del  2017 se  han reportado  70 casos de  bajo peso al  nacer  y  cada año se notifican  alrededor  de 90  casos”, agregó el Funcionario.

El Ente Municipal viene realizando el enlace que debe existir entre madre – EPS – IPS, para que no haya ninguna barrera en su atención. También se está trabajando en el tema de salud sexual y reproductiva  con capacitaciones en las comunidades de acuerdo a las estrategias de APS, que promueven una sexualidad responsable.

Restrepo Osorio comentó que cuando se tienen niños menores de dos años con desnutrición marcada son involucrados en el programa de nutrición para darle los respectivos suplementos.

Las  recomendaciones 

– La edad materna de menos de 20 años y entre los periodos de 35 a 40 años parece aumentar el riesgo para que los recién nacidos tengan menos de 2500 gramos.

– Un inicio tardío de los controles (posterior a la semana 13 de gestación) o por un número insuficiente de los mismos (menor a 6 en todo el tiempo de la gestación), falta de suplementación con micronutrientes.

– El trabajo materno excesivo o inadecuado, aumenta el gasto energético e incide desfavorablemente en la nutrición fetal.